10 métodos para quitar el dolor de cuello de forma natural

El cuello, con su complicada estructura y la extensa gama de la movilidad, debe continuar en estupendas condiciones para respaldar el funcionamiento sano y el movimiento de su cuerpo. Cuando hay dolor en el cuello será realmente difícil desplazar la cabeza en cualquier dirección, y puede ser bastante difícil de hacer las actividades del día a día. El dolor del cuello puede ser como un dolor agudo que puede esparcirse hacia los hombros y los músculos próximos. Esto puede ocasionar cefaleas, entumecimiento, hormigueo, rigidez, sensibilidad, complejidad para tragar y la hinchazón en el cuello.

Puede padecer de dolor de cuello por una pluralidad de razones. La causa principal es la tensión muscular y la tensión que puede ser debido a una mala postura, trabajando en un escritorio a lo largo de largas horas sin tomar descansos, dormir con el cuello en una mala situación y tirar del cuello a lo largo del ejercicio. Otras causas incluyen deficiencias nutricionales, lesión en el cuello, la compresión del nervio, la espondilosis cervical, fibromialgia, etc. En casos extraños, puede ser ocasionada por infecciones de la columna vertebral, incluso el cáncer que implica la columna vertebral. La mayoría de las veces, el dolor de cuello no es una enfermedad grave y pueden ser tratados de forma eficaz con el empleo de métodos seguros y naturales.

Remedios caseros para el dolor de cuello

Bolsa de hielo

remedios caseros bolsa de hielo

El hielo es uno de los antídotos más simples para el dolor de cuello. La temperatura fría va a ayudar a reducir la inflamación y calmar el dolor. Una bolsa de guisantes congelados también serviría.

  • Ponga ciertos cubitos de hielo triturado en una bolsa plástica.
  • Envuelva la bolsa de plástico en una toalla delgada.
  • Ponga la bolsa de hielo en el cuello por no más de 15 minutos.
  • Prosiga este antídoto cada dos o tres horas a lo largo de las primeras veinticuatro horas.

Nota: Jamás aplique hielo de forma directa sobre la piel.


Hidroterapia

remedios caseros Hidroterapia

La hidroterapia es otro antídoto casero muy eficiente para el dolor de cuello. Se puede hacer de manera fácil en la ducha. La fuerza del agua en la parte del cuerpo perjudicada va a ayudar a reducir el dolor.

  • Ponga en el área del cuello con agua templada a lo largo de tres o cuatro minutos en la ducha.
  • Cambie al agua fría y apuntar el cuello a lo largo de treinta a sesenta segundos.
  • Repita en tantas ocasiones como sea preciso.
  • Al tiempo que el agua caliente aumenta la circulación sanguínea y la sencillez de los músculos recios, agua fría va a ayudar a reducir la inflamación.

Nota: Al paso que  está en la ducha, asegúrese de sostener el cuello recto, y no virar el cuello en cualquier dirección.


Baño de sal de epsonRemedios caseros sal epson

Un baño de sal de Epsom puede calmar la tensión muscular, reducir el agobio y darle alivio inmediato del dolor. El sulfato de magnesio en la sal de Epsom actúa como un relajante muscular natural que ayuda a reducir la hinchazón y el dolor.

  • Agrega una o dos tazas de sal de Epsom a un baño caliente.
  • Remoje su cuerpo, sobre todo la zona del cuello, en ella a lo largo de 15 a 20 minutos.
  • Haga esto todos y cada uno de los días hasta el momento en que su dolor de cuello es sanado por completo.

Nota: Evite este antídoto si tiene inconvenientes cardiacos, presión arterial alta o bien diabetes.


Vinagre de manzana

remedios caseros vinagre de manzana

El vinagre de manzana es un poderoso antioxidante y anti-inflamatorio que puede calmar el dolor de cuello de forma rápida. Además de esto, tiene una serie de nutrientes esenciales para suprimir la posibilidad de deficiencia de nutrientes con el dolor relacionado.

  • Remoje una toalla de papel en el vinagre de sidra de manzana.
  • Colóquelo sobre la parte perjudicada de su cuello.
  • Deja actuar a lo largo de dos horas.
  • Repita varias veces al día hasta el momento en que el dolor haya desaparecido.
  • De forma alternativa, añada dos tazas de vinagre de sidra de manzana al agua del baño templados. Sumérjase en ella durante al menos 15 minutos.
  • Haga esto una vez al día hasta el momento en que se recupere por completo.

Ejercicios para el cuello

remedios caseros ejercicio

Hay una extensa gama de ejercicios de movimiento que ayudan a reducir el dolor de cuello. El ejercicio le robustece y estabiliza los músculos del cuello, como la espalda superior. Además de esto, ayuda a reducir el agobio.

Hay dos tipos de ejercicios para el cuello particularmente, que pueden ayudar a calmar y prevenir el dolor de cuello. Aplica calor húmedo al cuello ya antes de efectuar los ejercicios.

Gire de manera lenta el cuello en un movimiento circular, cara la derecha, como cara la izquierda, para ayudar a estirar los músculos agitados. Esto puede ocasionar un tanto de dolor al comienzo, más en última instancia, va a ayudar a su cuello aflojar y curar. También puede desplazar el cuello de forma lenta cara adelante y cara atrás, como de lado a lado.

Cada ejercicio se debe hacer cinco veces por sesión, tres sesiones al día. Si le duele demasiado, no haga los ejercicios y consulte a su médico.


Aceite de Lavanda

remedios caseros aceite de lavanda

El aceite de lavanda se puede emplear para calmar el dolor de cuello. Es muy eficiente cuando se usa así como la terapia de masaje. El masaje puede ayudar a calmar la tensión muscular y puede ayudarle a dormir mejor.

  • Tome un baño con agua caliente para relajar los músculos doloridos del cuello.
  • Frote un poco con aceite de lavanda en el cuello y los hombros.
  • Aplique una leve presión en pequeños movimientos circulares para masajear el área perjudicada a lo largo de 10 minutos.
  • Repítalo todos los días, conforme sea preciso.
  • Aun puede diluir el aceite de lavanda con aceite de coco o aceite de oliva.

Nota: No masajee el área del cuello si causa dolor.


Melaza

remedios caseros melaza

Si su dolor de cuello está vinculado a una deficiencia de nutrientes, singularmente la carencia de calcio y potasio, ahora, la melaza es un enorme antídoto para aliviar dicho dolor. Tiene un sinnúmero de calcio y potasio, que son esenciales para sostener los músculos, huesos y articulaciones fuertes.

  • Mezcle una cucharada de melaza en un vaso de agua templada.
  • Tome esta mezcla varias veces al día hasta el momento en se le alivie el dolor.

La cúrcuma

Remedios caseros curcuma

También puede emplear la cúrcuma para tratar el dolor de cuello. Curcumina de la cúrcuma es un fitoquímico esencial que actúa como un agente anti-inflamatorio y por ende ayuda a calmar el dolor. Además de esto, la cúrcuma ayuda a prosperar la circulación de la sangre, lo que ayuda a apresurar el proceso de restauración.

  • Mezcle una pequeña cucharada de cúrcuma en polvo en un vaso de leche.
  • Debe calentar a fuego lento a lo largo de cinco minutos.
  • Retire del fuego, agrega un tanto de miel y deje que se enfríe.
  • Toma esto varias veces al día hasta el momento en que el dolor haya desaparecido por completo.

El jengibre

Remedios caseros El jengibre

El jengibre es un agente anti-inflamatorio natural que mejora la circulación y el flujo sanguíneo a la zona perjudicada. Esto por su parte ayuda a reducir el dolor, como la inflamación.

  • Corte un pequeño pedazo de raíz de jengibre en rodajas.
  • Haga hervir las rodajas de jengibre en dos tazas de agua a lo largo de 10 minutos.
  • Cuele, añada la miel y toma el té. Puede tomar hasta tres tazas de té de jengibre al día durante varios días.
  • De forma alternativa, mezcle media cucharadita de jengibre en polvo seco en un vaso de agua y tomar tres veces al día a lo largo de unos días.
  • También puede hacer una compresa de jengibre.
  • Envuelva tres cucharadas de jengibre fresco rallado en un pedazo de gasa.
  • Ponga la gasa en agua caliente a lo largo de 30 segundos.
  • Deje que se enfríe y después colóquelo en la zona del cuello a lo largo de 15 a 20 minutos.
  • Repita múltiples veces al día hasta el momento en que llegue el alivio.

Pimienta de Cayena

remedios caseros pimienta de cayena

La pimienta de Cayena contiene capsaicina, que tiene calmante, como propiedades anti-inflamatorias que asisten a reducir el dolor de cuello.

  • Agregue una pequeña cucharada de polvo de pimienta de cayena a dos cucharadas de aceite de oliva templado.
  • Mezcle bien y después aplíquelo en los músculos adoloridos en el área del cuello.
  • Prosiga este fácil antídoto varias veces al día hasta el momento en que el dolor haya desaparecido.
  • También puede conseguir una crema de capsaicina y frotar suavemente en el cuello y músculos de la espalda para un alivio veloz.
  • Usted puede usar esta crema dos veces al día.

Consejos y sugerencias adicionales

  • Acuéstese sin almohada para dar a sus músculos del cuello un reposo del trabajo.
  • Reduce el agobio, puesto que puede provocar la tensión muscular.
  • Haga ejercicios de respiración abdominal en un sitio abierto y sigiloso. También puede practicar técnicas de relajación como la meditación y el yoga.
  • Practique una buena postura. Trate de sostener el equilibrio de la cabeza y la columna con relación a la gravedad.
  • Sostenga un peso saludable.
  • Puede practicar natación de manera regular para robustecer el cuello y músculos de la espalda.
  • Siempre debe sentarse sobre una silla cómoda a lo largo del trabajo.
  • Mantenga el teléfono a la oreja, no prense entre el cuello y el hombro.
  • Debe dormir en un colchón firme y sostener la cabeza alineada con la columna vertebral mientras que se acuesta.
  • Deje de fumar, en tanto que puede retrasar el proceso de sanación.
  • Evite manejar hasta el momento en que su dolor de cuello y rigidez se haya ido.

Si el dolor de cuello se alarga a lo largo de más de una semana, es grave o se acompaña de otros síntomas como un bulto en el cuello, fiebre, ganglios inflamados, dolor en los brazos, las náuseas y los vómitos, entonces debe buscar atención médica.

¡Recibe actualizaciones!

¿Te gustaron estos remedios?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 voto, promedio: 5,00 de 5)