10 métodos caseros para aliviar el dolor en las articulaciones

El dolor en las articulaciones puede ser ocasionado por diversas razones, como la osteoartritis, la artritis reumatoide, gota, bursitis, tendinitis o unas luxaciones, esguinces u otras lesiones que afectan a los tendones, ligamentos o bursas que rodean la articulación. Puede acontecer en cualquier una parte del cuerpo, más es más frecuente en las rodillas, los hombros y las caderas. El dolor puede cambiar de leve a grave y puede estar acompañado de hinchazón y rigidez en una o más articulaciones.

El dolor severo en las articulaciones, singularmente cuando es ocasionado por condiciones degenerantes como la artritis, precisa un diagnóstico y tratamiento convenientes. También debe preguntar a su médico si su dolor en las articulaciones se acompaña de hinchazón, enrojecimiento y dolor, o si dura más de 3 días. No obstante,  puede deshacerse de dolor en las articulaciones con la ayuda de antídotos caseros naturales.

Remedios caseros para el dolor en las articulaciones

Masaje

remedios caseros masaje en la cabeza

La terapia de masaje ayuda a calmar el dolor en las articulaciones, mejorando la circulación y aliviando la inflamación. Múltiples estudios señalan que el masaje regular puede prosperar el dolor, la rigidez y la amplitud de movimiento en la articulación perjudicada.

Para masajear el área perjudicada, emplea el aceite caliente como coco, oliva, mostaza, ricino o aceite de ajo y aplique una presión suave mientras que hace el masaje.


Compresa caliente y fría

remedios caseros compresa caliente

Alternando compresas calientes y frías también puede ayudar a calmar el dolor en las articulaciones. La terapia de calor ayuda a reducir el dolor, incrementa el flujo de sangre y calma el dolor muscular y de las articulaciones. La terapia con frío reduce la inflamación y calma las áreas en torno a la articulación perjudicada.

  • Envuelva las dos compresas en toallas individuales antes de emplearlos. No han de ser aplicados de forma directa a la piel.
  • Ponga la compresa caliente sobre la zona perjudicada a lo largo de unos tres minutos.
  • Retire la compresa y de forma inmediata ponga una compresa fría en su sitio durante de un minuto aproximadamente.
  • Repita el proceso a lo largo de 15 a 20 minutos varias veces al día hasta conseguir alivio.

Nota: No utilice la terapia de calor si el área perjudicada es de color colorado, caliente y también irritada. No utilice la terapia de frío si tiene inconvenientes circulatorios.


La alholva

Remedios caseros alholva

La alholva es un antídoto casero popular para el dolor en las articulaciones debido a sus propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias. Es en especial ventajoso para aquellos que padecen de artritis.

  • Debe ingerir una cucharada de semillas de alholva molidas finamente, seguido de un vaso de agua templada. Haga esto a diario por la mañana hasta el momento en que consiga resultados positivos.
  • Como opción alternativa, puede tomar una cucharada de semillas de fenogreco en agua a lo largo de la noche y comerlas por la mañana siguiente. 

La cúrcuma

Remedios caseros curcuma

La cúrcuma es un genial antídoto ayurvédico para el dolor articular. Contiene un ingrediente activo llamado curcumina con propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes.

En una investigación de 2009 publicado en el Journal of Medicine, los estudiosos equipararon la eficiencia de este compuesto al ibuprofeno y hallaron que la curcumina fue tan eficiente como el ibuprofeno, para calmar el dolor en pacientes con osteoartritis de rodilla.

  • Mezcle una cucharada de cúrcuma en polvo y un poco de miel en un vaso de leche caliente. Tome diariamente, durante unos días.
  • Otra alternativa es tomar 250 mg a 500 mg de cápsulas de cúrcuma tres veces al día hasta el momento en que esté satisfecho con los resultados.

Nota: Consulte a su médico antes de incluir cualquiera de estos antídotos en su rutina regular. La cúrcuma puede interferir con determinados fármacos, como anticoagulantes, y puede empeorar los inconvenientes de vesícula biliar.


Vinagre de manzana

remedios caseros vinagre de manzana

El vinagre de manzana ayuda a reducir el dolor en las articulaciones a través de la supresión de las toxinas amontonadas en las articulaciones y los tejidos conectivos.

Debido a su efecto alcalinizante, es particularmente ventajoso para aquellos que padecen de artritis. Además de esto, es rica en minerales como el magnesio, el calcio, el potasio y el fósforo.

  • Mezcle de una a tres cucharadas de vinagre de sidra de manzana orgánica y un poco de miel en una taza de agua templada.
  • Tome esta solución dos o tres veces al día, preferiblemente antes de las comidas.
  • Puede continuar este tratamiento simple sobre una base regular, puesto que, aparte de ayudar con el dolor de las articulaciones, es bueno para su salud general.
  • También puede masajear el área perjudicada con una mezcla de una cucharada de vinagre de manzana y aceite de oliva.
  • Haga esto a diario hasta el momento en que su dolor en las articulaciones se haya ido.

Pimienta de Cayena

remedios caseros pimienta de cayena

La pimienta de cayena contiene un compuesto llamado capsaicina con calmantes naturales.

En una investigación de 2007 publicado en la Gaceta de la Asociación Médica de Tailandia, los estudiosos descubrieron que la aplicación de gel que contiene 0,0125%  capsaicina ayudó a calmar el dolor leve en las mujeres que padecen de osteoartritis de rodilla a moderada.

  • Debe calentar sutilmente una media taza de aceite de coco.
  • Mezcle en dos cucharadas de polvo de pimienta de cayena.
  • Aplique en la zona perjudicada, deje actuar a lo largo de 20 minutos y luego enjuague.
  • Haga esto dos veces al día hasta el momento en que consiga el alivio del dolor.
  • De forma alternativa, se puede usar una crema de capsaicina tópica en la zona perjudicada a diario.

Nota: Cayena puede ocasionar en un inicio una sensación de ardor. Por ello, no debe aplicar sobre la piel o heridas abiertas.


La sal de Epsom

Remedios caseros sal epsom

Los baños de sal de Epsom facilitan la absorción de magnesio mediante la piel. El dolor articular con frecuencia se asocia con niveles bajos de magnesio. Por otro lado, el magnesio ayuda a reducir la inflamación y ayuda a la desintoxicación de las células.

  • Mezcle dos tazas de sal de Epsom en el agua de baño caliente.
  • Remoje en ella la zona perjudicada a lo largo de unos 20 minutos.
  • Repita tres veces por semana hasta el momento en que llegue el alivio de su dolor en las articulaciones.

El ajo

remedios caseros ajo

Siendo rico en azufre y selenio, el ajo es ventajoso para aquellos que padecen de artritis y dolor en las articulaciones. El azufre ayuda a calmar el dolor en las articulaciones y la inflamación y, conforme con la investigación, el selenio puede tener un efecto antirreumático. Además de esto, los pacientes artríticos tienden a tener niveles bajos de selenio en la sangre.

  • Incluya ajo crudo o cocido en su dieta. Se puede consumir de manera segura dos o tres dientes de ajo al día.
  • Si son disuadidos por la fragancia o el sabor del ajo, considere tomar suplementos de ajo (prosiga las instrucciones de la etiqueta).
  • También puede freír dos dientes de ajo en dos cucharadas de mostaza o aceite de sésamo. Cuando los dientes de ajo se vuelvan negros, debe apagar el fuego y colar el aceite. Deje que el aceite se enfríe hasta el momento en que esté confortablemente caliente, y después de un masaje en la piel cerca de la zona perjudicada.
  • Deje actuar a lo largo de unas tres horas antes de lavarlo.
  • Haga esto un par de veces al día hasta el momento en que vea una mejora.

El jengibre

Remedios caseros El jengibre

El jengibre es un genial antídoto natural para el dolor muscular y articular, debido a sus propiedades anti-inflamatorias. Se han estudiado sus efectos en pacientes con artrosis de rodilla con dolor y se vieron resultados alentadores.

  • Tome té de jengibre, o incluya la raíz de jengibre fresco o polvo secado del jengibre en su dieta diaria. Para preparar el té de jengibre, debe recortar un pequeño pedazo de raíz de jengibre, haga hervir en una taza de agua a lo largo de diez minutos y luego cuélelo. Para prosperar el sabor, se puede dulcificar con miel.
  • Otra alternativa es entremezclar cantidades iguales de jengibre, la cúrcuma y polvo de fenogreco. Toma una cucharada de esta mezcla a diario por la mañana y de noche hasta el momento en que esté satisfecho con los resultados.

Ortiga

remedios caseros ortiga

Los estudios exploratorios señalan que la ortiga puede ser una terapia útil para el dolor en las articulaciones, sin efectos secundarios esenciales.

Si bien la razón precisa de por qué calma el inconveniente no se conoce, se piensa que esta yerba contiene compuestos activos que disminuyen la inflamación. Además de esto, es rica en boro, un mineral que se requiere para los huesos y las articulaciones sanas.

  • Coloque dos a tres cucharadas de hojas de ortiga seca en una taza de agua caliente a lo largo de 10 a 15 minutos. Debe colar y tomar el té. Repita este procedimiento tres veces al día hasta el momento en que consiga resultados positivos.
  • De igual forma puede poner hojas de ortiga fresca sobre la zona perjudicada a lo largo de unos 30 segundos. Haga esto una vez al día a lo largo de una semana o más.
  • Puede ocasionar malestar inicial, más con el tiempo va a quitando el dolor.

Nota: Esta yerba puede interferir con diluyentes de la sangre, como la presión arterial, el corazón y fármacos para la diabetes.

¡Recibe actualizaciones!

¿Te gustaron estos remedios?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 voto, promedio: 5,00 de 5)