Diez remedios caseros efectivos para la influenza

La influenza, conocido como gripe, es una enfermedad viral infecciosa que afecta al sistema respiratorio superior, incluyendo los pulmones, la garganta y nariz. Es uno de los problemas médicos más habituales que hay, afectando a personas de todo el planeta. Los síntomas comunes de la gripe son: secreción nasal, estornudos repetitivos, dolor de garganta, congestión de los conductos nasales, dolor de cuerpo, cefalea, fiebre alta, tos seca, debilidad y pérdida del hambre.

Es enormemente infecciosa y se extiende velozmente de una persona a otra. Una persona que tenga gripe, debe estar lejos de los niños pequeños y las personas mayores que tengan el sistema inmunológico bajo. Es esencial iniciar el tratamiento tan pronto como aparezcan los síntomas, ya que se corre el riesgo de conllevar a otras dificultades de salud como infecciones de oído, neumonía y bronquitis. Los fármacos antivirales recetados pueden calmar los síntomas. Por lo que los antídotos caseros simples pueden calmar síntomas leves moderados de la gripe.

Remedios caseros para la influenza

1. Miel

remedios caseros miel

La miel ayuda al sistema inmunológico asistir a la reducción de los síntomas de la gripe común. Tiene propiedades antibacterianas y antimicrobianas que pueden apresurar el proceso de sanación.

Toma una cucharada de miel con un vaso de agua varias veces al día; mezcle una cucharada de miel en una taza de agua caliente, si lo quieres añada unas gotas de jugo de limón. Esta bebida reducirá el flujo de moco y a reducir la irritación y picazón en la garganta. Toma 2 o 3 veces al día.

Nota: La miel no debe administrarse a pequeños menores de 1 año.


2. Limón

Remedios caseros limon

El limón tiene propiedades antibacterianas, antivirales, antifúngicos y propiedades anti-inflamatorias que trabajan juntos para desgastar el virus de la gripe en el cuerpo, como sus síntomas molestos.

Exprima un limón en un vaso de agua temperatura ambiente y después tómelo; haga esto 3 – 4 veces al día hasta el momento en que desaparezcan los síntomas. Agrega el jugo de un limón pequeño y una cucharada de miel y ron a una taza de agua hirviendo, deja reposar a lo largo de unos minutos. Toma esta limonada caliente un par de veces diarias por unos días.

Ponga un limón picado (tanto la piel y la pulpa) en una taza de agua hirviendo. Deja reposar por unos 5 minutos y después aspira el vapor y toma esta limonada caliente 3 o 4 veces al día hasta el momento en que los síntomas desaparezcan.


3. Mostaza

Remedios caseros Aceite de mostaza

Las propiedades curativas de la mostaza pueden tratar los síntomas de la gripe. Está cargada con propiedades antimicrobianas y anti-inflamatorias que asisten a una veloz restauración.

Haga una pasta con una cucharada de mostaza en polvo, 4 cucharadas de harina, una clara de huevo y un tanto de agua templada. Unte la pasta sobre una toalla suave y después ponga otra toalla sobre ella. Frote un tanto de aceite de oliva en el pecho y ponga esta cataplasma de mostaza en él. Suprime tras unos minutos y lava tu pecho con un paño limpio empapado en agua templada. Si no causa irritación entonces puede dejar actuar a lo largo de 15 minutos.

En un cubo grande, agrega una cucharada de mostaza en polvo por cada litro de agua caliente, remoja tus pies en ella por unos minutos hasta el momento en que el agua se enfríe. Esto lleva a la sangre a sus pies y mejora la circulación, lo que ayuda a calmar la congestión y apresurar el proceso de sanación. Haga esto un par de veces al día.


4. Jengibre

Remedios caseros El jengibre

El jengibre ha sido a lo largo de bastante tiempo un antídoto natural muy popular para muchos problemas médicos, incluyendo la gripe. Las potentes propiedades anti-inflamatorias, asiste a tratar múltiples síntomas de la gripe. Además de esto, ayuda a robustecer el sistema inmunológico para combatir los virus que ocasionan la gripe.

Haga té agregando media cucharadita de jengibre fresco rallado a una taza de agua hirviendo y deja descansar a lo largo de unos minutos. Agrega un poco de miel y tome de 3 – 4 veces diarias. Combina 2 cucharaditas de raíz de jengibre rallado y corteza de arrayán junto a una cucharadita de cayena en polvo. Agrega una cucharadita de la mezcla a una taza de agua hirviendo. Deja descansar a lo largo de media hora y después cuélelo. Tome esto varias veces al día.


5. Ajo

remedios caseros ajo

El ajo mejora la gripe debido a su naturaleza antiviral, antifúngico, aséptico y propiedades antibacterianas; contiene Alicina, un compuesto estimulante inmunológico que ayuda a calmar diferentes síntomas de la gripe.

Pique o muela 2 – 3 dientes de ajo fresco y colóquelo en una taza de agua caliente. Deja reposar por unos 10 minutos, cuélelo y toma como un té. Haga esto 3 o 4 veces al día. Otra opción es masticar un diente de ajo crudo.


6. Vapor

remedios caseros vapor

El vapor es un procedimiento efectivo para retrasar la mucosidad, lo que facilita su expulsión de su sistema.

Abra la ducha con el agua caliente y quédese en el baño cerrado por unos minutos e inhale el vapor. Haga esto varias veces al día para calmar la congestión. En un recipiente, ponga agua hervida, añada unas gotas de aceite de tomillo o aceite de eucalipto para acelerar los efectos curativos. Ponga una toalla sobre su cara y respira de manera profunda por unos minutos.


7. La alholva

Remedios caseros alholva

La alholva es un antídoto casero natural para la gripe, puesto que es un fuerte antiviral y contiene múltiples propiedades medicinales.

Agregue una cucharada de semillas de alholva y la mitad de un litro de agua, hierva hasta el momento en que se reduzca a una tercera parte de su volumen original. Cuélelo y agregue una cucharadita de jugo de jengibre fresco y unas gotas de miel. Toma diariamente a lo largo de 3 o 4 días; remoja una cucharadita de semillas de alholva en un vaso de agua por toda la noche, en la mañana, cuele las semillas y calienta el líquido. Haga gárgaras con ella para aliviar el dolor de garganta. Haga esto 2 veces al día por 4 días.


8. La menta

Remedios caseros menta

La menta es usada para combatir los síntomas de la gripe. Está cargado de nutrientes que asisten al cuerpo a combatir las infecciones. Cuenta con mentol que actúa como expectorante, ayudando al cuerpo de la tos con mucosidad y calmar de este modo la congestión, aliviando el dolor de garganta y síntomas de la tos.

Agrega una cucharada de hojas de menta picadas a una taza de agua caliente, deja descansar por unos 10 minutos, cuélelo y agrega miel para dulcificarlo. Toma 3 – 4 tazas cada día para un alivio rápido.


9. Sopa de Pollo

remedios caseros sopa de pollo

La sopa de pollo es perfecta para la cura de la gripe, ya que la sopa de pollo inhibe la producción de compuestos inflamatorios que se liberan como contestación a una infección viral.

Un tazón de sopa caliente de pollo ayuda a diluir el moco y mantiene el cuerpo hidratado. Come sopa de pollo casera dos veces al día, preferiblemente en el almuerzo y cena, por unos 3 días; para fortalecer sus efectos, agrega el ajo o pimienta roja picadas a la sopa mientras que lo prepara.


10. Jugo de naranja

Remedios caseros cascara naranja

Al no tomar suficiente líquido cuando se está en un proceso viral, puede ocasionar deshidratación en el cuerpo, por lo que se recomienda tomar mucho líquido en este proceso. Tome de 8 a 10 vasos de agua al día, mantendrá su cuerpo hidratado y pocas mucosidades. Se recomienda en estos casos tomar varias veces al día jugo de naranja natural por su alto contenido de vitaminca C, que estimula al sistema inmunológico y aumenta la producción de glóbulos blancos para combatir infecciones.

¡Recibe actualizaciones!

¿Te gustaron estos remedios?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 voto, promedio: 5,00 de 5)